Abadía de San Giulio de Orta

La Abadía San Giulio de Orta fundada, según la leyenda, hacia el 300 dC. Se han encontrado vestigios de los siglos V y VI dC. Las partes más antiguas del edificio actual son del XII. Posee interesantísimos frescos y un ambiente mágico pues goza de una posición privilegiada en medio de la isleta de San Giulio, a su vez, en el lago de Orta. Se accede por barco desde los pueblos del lago y una vez al año las monjas benedictinas de la abadía fabrican y venden el famoso pan de San Giulio.

a1

a2

a3

a4

a5

a9

a10

a11

Publicado en arquitectura, historia

Orta y su lago – Italia

El lago de Orta es de todos los lagos italianos mi preferido. No solo porque es el más íntimo sino porque es el único que conserva sus aguas en estado que permite bañarse. El pueblecito, animado en verano, es el punto de partida para visitar la isla San Giulio, un sitio inolvidable. Hace unos 14 años anduve recorriendo estos sitios. Los vuelvo a visitar ahora y me parece que todo lo estoy viendo por vez primera. No recordaba casi nada a excepción de la cuesta que sube a la iglesia y en donde, en aquel entonces, me hice idéntica foto.

Subir al Sacro Monte – uno de los 9 Sacro Montes del Piamonte declarados Patrimonio de la Humanidad – es una de las distracciones durante la visita.

orta 1

orta 2

orta 3

orta 4

orta 5

Orta 6

orta 7

orta 8

Orta 10

Publicado en pueblos

Santa Maria Assunta di Armeno – iglesia románica

 

Santa Maria di Assunta, en Armeno, a pocos kilómetros de Orta, una joyita del románico en medio del camino entre el lago Maggiore y el de Orta.

Santa Maria di Assunta, en Armeno, a pocos kilómetros de Orta, una joyita del románico en medio del camino entre el lago Maggiore y el de Orta.

San Sebastián

San Sebastián

Puro románico.

Puro románico.

Interesante Trinidad con el Padre sosteniendo al Hijo y el Espíritu Santo (la paloma) entre los dos.

Interesante Trinidad con el Padre sosteniendo al Hijo y el Espíritu Santo (la paloma) entre los dos.

Nótese esta curiosa representación de la Trinidad en que de un mismo cuello salen tres cabezas. Prohibida por el Papa Urbano VIII porque los protestantes se burlaban de ella.

Nótese esta curiosa representación de la Trinidad en que de un mismo cuello salen tres cabezas. Prohibida por el Papa Urbano VIII porque los protestantes se burlaban de ella.

armeno, 1

Publicado en arquitectura

Editorial Sexto Piso, desde el DF, México / El Nuevo Herald

Hoy escribo en El Nuevo Herald sobre la editorial mexicana Sexto Piso que celebró su décimo aniversario recientemente, y entrevisto a Eduardo Rabasa, uno de los fundadores y editor:

sexto piso

Enlace directo: Sexto piso, pilar de las letras

Sexto piso, pilar de las letras

William Navarrete / El Nuevo Herald

8 de agosto de 2014

El nombre llama enseguida la atención y el espacio que ocupa en las librerías más prestigiosas del mundo hispanoamericano también. Se trata de una editorial independiente, de las pocas que han sobrevido y logran mantenerse con calidad y regularidad sostenidas ante los embates del mercado y la llamada crisis del libro que no es, en realidad, otra cosa que la crisis de todos los valores heredados de antaño.

Me acerco a Eduardo Rabasa, fundador junto a Luis Alberto Ayala Blanco y a Francisco de la Mora de este sello anclado en el Distrito Federal mexicano. Ninguno de los fundadores tenía más de 25 años cuando, en 2003, se lanzaron en esta aventura. Rabasa es, además, escritor, y acaba de publicar una excelente novela: La suma de los ceros (Ed. Sur+).

«El nombre Sexto Piso es informal, como la idea misma al fundarla», nos comenta. «Lo escogimos por su carácter lúdico, porque queríamos publicar libros ‘poco ortodoxos’, nada comerciales, sin empaque ni erudición, a la vez que nos gustaba el logo de un hombre lanzándose desde el sexto piso de un edificio».

Desde entonces, la editorial tiene más de 200 libros y ha inaugurado en fecha reciente una filial en España. Aunque el criterio de edición es amplio y, a decir del propio Rabasa, vago y subjetivo, no influye en la calidad de lo escogido. «El factor comercial, sin que lo desatendamos, no es lo que rige la elección de un libro». Tal vez por eso encontramos en su catálogo autores tan diversos como Kafka, Goran Petrovic, Luigi Amara, Juan Villoro, e incluso algunos muy sui generis como Augiéras, Beckford, Jules Barbey d’Aurevilly, Rodrigo de Souza, Claire de Duras, Morábito, Yusushi Inoue, entre otros.

Rabasa recuerda, a propósito, la frase de Roberto Calasso: «Nunca en mi vida he sentido la necesidad de utilizar la palabra posmoderno». Cree que el eclecticismo obedece a gustos literarios diversos y no excluyentes por parte del consejo editorial, pero recalca que «esa variedad se apoya sobre lo que todos consideramos valores culturales duraderos, que son los que marcan las pautas de la obra que va a perdurar (o ha perdurado)».

Indago sobre si reciben apoyo institucional porque sabido es que ha costado a otras editoriales independientes mantenerse y que han acabado siendo vendidas a grandes grupos. Me explica que la ayuda no es directa sino que proviene de diversos programas gubernamentales de coediciones o de compras de libros para escuelas y bibliotecas públicas que agradecen y sin los cuales sobrevivir sería difícil.

Le pido me recomiende algunos de los títulos que han publicado. «Es difícil si tenemos en cuenta que nos gustan todos», afirma. «Recomiendo Los ingrávidos, de Valeria Luiselli y La marrana negra de la literatura rosa, de Carlos Velázquez, pues son dos jóvenes autores mexicanos de excepcional talento de que no dudo que dentro de algunos años formen parte del canon literario mexicano». Entre los extranjeros nos recomienda cualquiera de los títulos de Etgar Keret. A otros que hubieran deseado que engrosaran el catálogo, como Wadji Mouwad, no han podido incorporarlos.

Acaban de publicar una novela del italiano Goffredo Parise y otra de la estadounidense de origen japonés Katie Kitamura. También una colección de relatos de británica Angela Carter ilustrados por la chilena Alejandra Acosta, así como las crónicas periodísticas de la alemana Marie-Luise Scherer recogidas bajo el título de La bestia de París y otros relatos.  ¿Futuros títulos a la vista? Una compilación de cuentos de Gregor von Rezzori, una novela monumental de un clásico turco del siglo XX: Paz, de Ahmed Hamdi Tanpinar, considerada por Orhan Pamuk como la mejor novela sobre Estambul. También un ensayo de Slavoj Zizek titulado Acontecimiento y un inédito en español de Claudio Magris, uno de los autores preferidos de Rabasa, titulado El conde y otros relatos.

Sexto Piso festejó el año pasado la primera década de vida. Lo hizo con una fiesta en medio de uno de los eventos literarios más lucidos de las letras contemporáneas: el HAY Festival, en su edición xalapeña, en el estado mexicano de Veracruz. La presencia de la editorial y su catálogo en otras ferias y festivales de Latinoamérica es recomendable. Su presencia en los estantes y mesas de librerías, a la imagen de sus autores, constituye un pilar de nuestras letras y de los que nos define hoy como sujetos contemporáneos.

 

> Para consultar el catálogo editorial pulsar: http://www.sextopiso.com

Publicado en literatura

Grand Hôtel des Iles Borromées – Stresa – Lago Maggiore

Fundado en 1861, el Grand Hôtel des Iles Borromées (su nombre es en francés), en Stresa, Lago Maggiore, es sin duda un sitio de excelencia. Pocos hoteles como este.

B1

B2

B3

B4

B5

B6

B8

B9

B10

B11

Publicado en arquitectura

Sacro Monte della SS Trinita – Lago Maggiore

Los Sacri Monti del Piemonte e della Lombardia son unos nueve en total. Todos inscritos en el Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Su carácter excepcional se debe al hecho de que son conjuntos arquitectónicos que representan la fe cristiana perfectamente integrados a los sitios naturales en los que se hallan. Otros que he visitado en el pasado son el Sacro Monti di Oropa, el de Créa y el de Orta San Giulio.

En el caso del de la Trinidad, en lo alto de la localidad de Ghiffa (Lago Maggiore) su construcción comenzó en 1646. Las vistas del lago son de las más impresionantes y en el sitio se respira absoluta paz.

6

5

4

3

2

Publicado en arquitectura, historia

Abadía Santa María di Vezzolano – Piemonte, Italia

© Fotos William Navarrete

El acta de fundación de Santa Maria di Vezzolano data del 1095 dC. Es una de las abadías románicas más bellas del norte de Italia, en pleno Piemonte, a pocos kilómetros de los hermosos pueblos de Cocconato y Albugnano, en medio del paisaje de colinas y viñedos del Astigiano y el Monferrato.

Posee una iglesia con tres naves y un nártex que las precede con rica ornamentación escultórica en el parapeto (jubé) del siglo XII. Un claustro íntimo y hermoso en donde pueden admirarse varios frescos del siglo XIII pintados por el Maestro llamado « del Radicati » y una sala capitular.

La fachada de terracota y arenisca está centrada por un tímpano presidido por una escultura de Cristo y ambos lados los arcángeles Miguel y Rafael, mientras que la arquivolta representa a la Virgen entronizada y rodeada de ángeles, como se infiere del culto mariano por el que fue fundada. Son de exquisita factura las pilastras adosadas de la fachada en forma de altar y los capiteles con motivos vegetales coronando las columnas.

De más está decir que es sitio de paz absoluta, sin construcción otra a la vista que la propia abadía.

a1

a2

a3

a5

a4

a6

a7

a8

a9

a10

a13

a14

a15

a16

a17

a18

Publicado en arquitectura, historia

Nice-Matin / Fugas

Dans le Nice-Matin d’hier. Merci a Lea Raso.

Nice-Matin, Fugas

Nice-Matin / William Navarrete

Nice-Matin / William Navarrete

William Navarrete invité de marque au Rotary / Saint Paul de Vence

Lea Raso

William Navarrete l’affirme avec une certaine fierté : « La France est un pays que j’apprécie pour sa culture ». Mais dans ses bagages, ce voyageur naturalisé français dans les années 90, a apporté son accent légèrement chantant et la mémoire de Cuba. Son île natale, si présente dans la quinzaine d’ouvrages que l’auteur a écrit. L’homme est d’ailleurs empreint de nostalgie. Et lorsqu’on l’interroge sur les raisons de son exil, il prend une large inspiration : « J’étais étudiant en histoire [de l’art], mais je ne pouvais voir les œuvres que par le bïais de diapositives. C’était extrêmement frustrant. Un jour, j’ai eu l’opportunité de partir pour la France. Sitôt arrivé, j’ai su que c’est là que je souhaitais vivre ».

Cuba : une histoire usurpée ?

Son dernier ouvrage, Fugas (Fugues) qui paraîtra en français au printemps 2015, relate son malaise à l’égard de Cuba. « Depuis 1959, nous n’avons connu au pouvoir qu’un seul homme : Castro. Comme beaucoup de mes compatriotes, j’ai toujours eu le sentiment que notre histoire nous avait été confisquée, que nous héritions d’une situation que nous n’avions pas choisie », confie William Navarrete.

Fugas met en scène une mère de famille, mais la trame est en partie autobiographique. L’auteur s’est également inspiré d’histoires qui lui ont été racontées lorsqu’il vivait encore dans son île. L’héroïne, une femme « résistante du quotidien » se heurte à un mur. Une plongée sans issue. Un mensonge. « On nous a fait croire que le régime castriste était une solution à la misère, à l’oppression des femmes, à la discrimination ». L’histoire lui donne raison.

La solution, la fuite

« Les femmes devaient, soi-disant, accéder aux plus hautes fonctions de l’Etat. Hormis Vilma Espín, l’épouse de Raúl castro, il n’y en a eu aucune ; même chose pour les noirs cubains, dont aucun n’a présidé aux destinées du pays ». Alors, face à ces inepties, la fuite est apparue pour beaucoup comme la seule solution.

Cette amertume qui le submerge, à l’évocation des contradictions de son île natale, est toujours très présente dans son œuvre …

Mais, prenant le contre-pied, William Navarrete a choisi de la traiter avec humour, voire dérision. Doté d’un sens inné de la narration, un peu à la manière d’Alejo Carpentier, l’auteur conte un quotidien rempli de petites ou de grandes misères dans un style empreint de générosité.

Publicado en literatura

Mi bisabuelo Gerardo Navarrete Ochoa y el Ejército Libertador

Pedro Silva me envía desde Maryland, USA, una foto que no conocía. En ella aparece, reunido con otros veteranos de la guerra de independencia cubana de 1895 mi bisabuelo Gerardo Navarrete Ochoa, quien también está en el fabuloso Indice alfabético del Ejército Libertador elaborado por el Mayor General Carlos Roloff Mialofsky en 1901 y publicado entonces en forma de libro.

El sitio en que aparecen todos reunidos es el American Club de Banes a donde iban cada 4 de julio a festejar con la enorme comunidad norteamericana de ese pueblo del norte de Oriente, sede de la United Fruit Company, el día de la independencia americana (American Day).

Gerardo Navarrete Ochoa nació en Nueva Gerona, isla de Pinos, un 7 de diciembre de 1872 en condiciones muy especiales: su madre, la holguinera Rosa Vidalina Ochoa Tamayo había sido deportada “por infidencia”, después de un juicio sumario, y condenada a “extrañamiento” (deportación), en el sitio que eligiere “fuera de los límites territoriales de la isla de Cuba”, en octubre de 1870. Desplazada “por cordillera” (de cuartel en cuartel) desde Holguín hasta Nueva Gerona, y obligada además a financiarse el desplazamiento (junto a otros siete miembros de su familia también deportados por conspiradores contra España), Vidalina (de quien poseo la copia de su expediente de deportación, ubicado en el Archivo de Ultramar, en Madrid) tuvo a mi bisabuelo Gerardo (futuro mambí del 1895) en plena guerra de los Diez Años, en aquel paraje inhóspito, y, por supuesto, en condiciones extremas.

indice 2

indice 3

veteranos club banes, 4-7-1943

Por el día de la Independencia americana, un 4 de julio de 1943, los veteranos mambises de Banes, Oriente, Cuba, se reúnen en el American Club de Banes. Mi bisabuelo Gerardo Navarrete Ochoa con una cruz roja en el hombro.

Publicado en historia

Les baroquiales de Sospel

© Fotos William Navarrete

Superbes Baroquiales de Sospel, fête en honneur du Baroque, dans ce village de l’arrière-pays de Menton, à l’orée du parc du Mercantour. Pour cette nouvelle édition une pièce de Molière: Les Fâcheux, jouée magistralement par la troupe de La Fabrique à Théâtre (une belle occasion pour nous rappeler du français du XVII siècle car les auteurs ont joué avec l’accent de l’époque. Puis de superbes concerts de musique de Monteverdi et Purcell par l’Ensemble Vocal Sola Voce – Cantarella et par Qualisma et l’Ensemble Voxabulaire. Egalement remarquable le concert de l’Ensemble L’Ambroisie dans la chapelle des Pénitents Blancs (Sainte-Croix) qu’on a eu l’opportunité de visité lors d’une visite guidée. Les Baroquiales se suivent jusqu’au prochain vendredi 25 mais je suis déjà – hélas ! – de retour à Nice …

sospel 2

 

sospel 3

sospel 1

sospel 4

sospel 5

 

sospel 6

sospel 7

 

sospel 8

Publicado en literatura, musica, pueblos