La foto – la India

Esta foto la tomé mientras viajaba en tren entre New Delhi y Agra (la ciudad del Taj Mahal, en donde me quedé tres días).

Los trenes en la India suelen salir puntuales, pero poco a poco, a medida que avanzan van acumulando retraso porque casi siempre tienen que dejar pasar otro tren prioritario o por razones que ignoramos porque nada anuncian nunca.

Así, estaba en mío, estacionado en el andén de una estación de un pueblo de campo. Hay que decir que en la India uno nunca se aburre porque siempre hay algo sorprendente que ver y porque en el ballet incesante de su gente se pueden observar las poses y situaciones más extravangantes del mundo.

Miraba yo por el cristal semiempañado de mi compartimiento cuando me percaté en este hombre que esperaba, quién sabe qué, sentado en ese andén. El tren se quedó el tiempo suficiente como para que, mirando bien la situación y el personaje me dijera, que en él quedaba resumida de alguna manera la imagen de ese extraordinario país.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en viajes. Guarda el enlace permanente.