Carpentras – Vaucluse – Provenza

Carpentras es una pequeña ciudad de la Provenza, al noreste de Aviñón y en el departamento de Vaucluse. Tiene orígenes romanos y prueba de ello es un arco de triunfo del que quedan varios paneles y que en estos momentos se encuentra en restauración.

La ciudad se caracteriza por acoger el mercado provenzal más importante de la región: las calles se llenan de venduteros de todo tipo, de lo sublime a lo ridículos, desde auténticos productos del terruño hasta porquerías chinas y ropa mierdera de esa que invade hoy día el mercado y que da la impresión de que todo el mundo está mal vestido. Esto sucede todos los viernes por la mañana.

Pero lo mejor de Carpentras son dos casas de especialidades. La primera se llama Clavel, tiene más de un siglo, y se especializa en frutas confitadas, golosinas, caramelos (los famosos berlingots, tan típicos de esta región), pastas de almendras, helados, dulces de pistachos, etc. Una auténtica delicia. El helado de pistache es orgásmico.

La segunda, es la Maison Jouvaud, de padre a hijo y de madre a hija, como anuncian en la fachada, desde 1948. Aquí el refinamiento es total. Nunca he probado un hojaldre tan crujiente y sabroso, tanto en las tartas de higos como en las de diferentes tipos de frutos rojos o las de albaricoques y melocotones. Las frutas confitadas son una delicia. Los dulces, en general, de alta repostería francesa. Y lo mejor de todo: los precios muy asequibles, y ciertamente la mitad de lo que costaría eso mismo en un sitio como Niza o París.

Aquí les dejo un poco de mis paseos por Carpentras.

Maison Jauvaud:

Clavel:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.