En Gordes, región del Lubéron, Francia

Gordes era uno de esos pueblos olvidados de la Provenza en el que casi nadie vivía ya cuando unos artistas se instalaron y empezaron a montar talleres y exhibir sus obras de arte. Poco a poco se fue volviendo turístico, hasta que, llegado el día de hoy, es desolador visitarlo en verano con la multitud de gente que solo viene a pasar una o dos horas. La banalidad ha ido ganando terreno y se encuentra uno con marcas que ni siquiera son de la región. Fuera de estación el pueblo conserva todavía su encanto, que es mucho, en cuanto a viejas piedras, castillo y acantilados.

Aquí algunas de mis tomas durante una visita a uno de los pueblos más turísticos del Lubéron:

Gordes 2

Gordes 1

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.