Gijón – Asturias

Gijón vive al ritmo de sus mareas. La playa aparece y desaparece según el humor de la luna. Tiene algunos edificios interesantes. Una hermosa casona palaciega que es la de Jovellanos (un museo de arte hoy día), una pequeña Plaza Mayor, un Ayuntamiento, el monumental Palacio de Revillagigedo, unas vistas fabulosas de la bahía y los acantalidos desde la Batería de Santa Catalina, con una espantosa escultura de Eduardo Chillida, tan fea, avejentada y poco aceptada que los habitantes llaman “el cagadero de King Kong“, una de esas ideas absurdas de los gobiernos de turno que, con el dinero de los contribuyentes y haciendo siempre gala de su mal gusto e ingorancia, pagan a precio de oro a artistas que odian la belleza y el propio arte.

un puerto deportivo y varias calles peatonales en las que discurre la actividad comercial y la vida cotidiana de sus habitantes.

En cuanto hay un poco de sol la gente se mete en el agua cuya temperatura máxima no pasa de 20-21 grados. Por mí como si no sale nunca el sol porque en un agua a esa temperatura no me meto ni por lo que dijo el cura.

Gijón tiene, además, el mayor festival de literatura negra de España, y uno de los más antiguas: la Semana Negra de Gijón. A su edición 31 fui invitado y allí estuve:

gijon 14

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.