Mis artículos de viajes

Durante los últimos 15 años he escrito algunos artículos de viajes. He viajado mucho y sólo he escrito sobre el 20% de los lugares visitados. La mayoría de los sitios en los que he estado no los he contado, ni siquiera en este blog que comencé anteriormente con otro llamado Cuba al Pairo en 2007. No es agradable viajar y escribir al mismo tiempo, y sucede al estar en casa asentado, que es cuando uno puede escribir con tranquilidad, surge otro viaje o tengo/debo escribir sobre otros temas.

Uno de los periódicos en los que más he colaborado con el tema de viajes ha sido El Nuevo Herald. Mis artículos sobre este asunto han aparecido siempre con fotos que he tirado yo mismo in situ. Algunos los he podido conservar (no todos) gracias a mi madre que está suscrita al periódico desde hace más de 20 años, aunque últimamente se queja de que la distribución se ha vuelto irregular en Miami Beach, donde ella vive, y amenaza con suspender su suscripción. En ocasiones, amigos como Juan Cueto han tenido la amabilidad de enviarme a París, desde Miami, algunos de estos artículos, que prefiero conservar en el papel original para ver la puesta en página y la impresión general con las fotografías, algo que no se ve en línea.

Espero seguir escribiendo artículos de viaje, y sentarme un día a escribir sobre relatos sobre muchos sitios vividos o visitados. El año pasado empecé a hacerlo saldando dos viejas deudas: Niza y La Florida, al escribir y publicar en francés Pour l’amour de Nice (París, Ed. Magellan, 2017) y un Dictionnaire insolite de la Florida (París, Ed. Cosmopole, 2017. Y ya había recurrido a la poesía para contar de forma diferente otro país que en su momento me impactó mucho: Marruecos (Lumbres veladas del Sur/Lueurs voilées du Sud, ed. Oxybia, Grasse, 2017), publicado solo en español primero, en Valencia, en 2008, y el año pasado en edición bilingüe. Es poco para lo que en realidad, debería y tendría que escribir sobre las muchas peripecias, aventuras, observaciones, anécdotas, recomendaciones y un largo etcétera de todo lo que he vivido en estos últimos 27 años durante mi andar por todo el mundo.

Ahora estoy escribiendo otro libro de relatos de viajes, pero avanzo lentamente porque no paro de viajar y escribo mucho sobre otras cosas. Me gustaría poder terminarlo antes del invierno 2018 ya que su tema es también otra vieja deuda.

Aquí dejo muchos de los artículos escritos para El Nuevo Herald, pues como bien dice el refrán “recordar es volver a vivir”. La mayoría ya no se encuentra on-line (por eso desconfío de internet, pues casi todo lo que se publicó antes del 2010 lo han ido borrando de las redes virtuales cada vez que cambian las páginas o desactivan los portales electrónicos). Como decían los indios a los españoles: “papelito canta”.

Quito, Ciudad de México y Lima:

 

Arequipa (Perú), Costa Rica, Cuenca y Guayaquil (Ecuador) y Xalapa (México):

a45

 

Parma, Sicilia y Umbria (Italia):

 

Niza y Estrasburgo y el valle del Rin:

 

La Riviera italiana, Palermo y Piamonte (Italia):

 

Apulia, Génova y Lago de Garda (Italia):

 

Borgoña, Mont Saint-Michel y Narbonne:

 

Alpes Marítimos, Cannes, Mónaco:

 

Chipre, la isla de Malta y las Meteoras (Grecia):

 

Sevilla y el Valle de la Vera:

 

Aragón, Extremadura y La Rioja:

 

BavieraBerlín (Alemania) y Dublín (Irlanda):

 

El París de Gustave Moreau / Los escritores de la Riviera Francesa / El Mentón de Jean Cocteau:

 

Cuatro sobre París: París gourmet, los cafés míticos, los pasajes y las librerías antiguas (algunas desaparecidas ya en tan poco tiempo):

a30

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.