En San Gil, departamento de Santander, Colombia

San Gil es la ciudad más importante del sur del departamento de Santander (cuya capital es Bucaramanga). A orillas del río Fonce, la ciudad es una escala obligada para aquellos que se dirigen a Barichara. Nuestra estancia en San Gil fue de dos días, suficiente para visitar sus atractivos, entre los que figura el famoso Parque El Gallineral, con su fauna y sus majestuosos árboles (como el llamado “barba de viejo”). En San Gil se comen las famosas hormigas culonas. Digamos que es una especialidad local que me negué a probar. Lo siento, pero en mi caso lo que no entra por los ojos … Por otra parte, la ciudad había sido tranquila hasta la llegada masiva de venezolanos que han invadido literalmente el parque (en donde acampan de noche). Evidentemente, la población local está sobreaviso y han logrado controlar a aquellos que vienen a malear el ambiente. Oí muchas quejas de parte de la población local.

Me hospedé en el Hostal Meraki, un lugar encantador, con hermosa vista del pueblo y la montaña, una casa colonial alrededor de su patio interior bien cuidado y ornamentado con plantas. Otro sitio admirable de San Gil es el enorme mercado. Tal vez uno de los más ricos de Colombia.

A San Gil van ahora los que se interesan en los deportes de aventura, tipo rafting y demás. Evidentemente, a mí nada de eso me interesa. Prefiero sentarme con un buen libro en el Gran Balcón, con vista al bello parque de la Libertad y a la vieja iglesia.

La iglesia y el parque principal:

El hostal Meraki:

La ciudad:

El Mercado:

d1

El Gallineral:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.