HAY Festival de Cartagena / Colombia 2018

Acabo de regresar de un mes en Colombia cuyo colofón fue mi participación en el HAY Festival de Cartagena de Indias, uno de los festivales literarios más bellos que existen. Con anterioridad había sido invitado al de Xalapa, en México, y esta es mi segunda participación en un Festival que se desarrolla una vez al año en lugares tan disímiles y distantes como Arequipa, Querétaro, Segovia, País de Gales, Dinamarca, etc.

Estuve del 23 al 28 de enero en Cartagena, ciudad amurallada y Patrimonio Mundial de la Humanidad que ya había visitado como turista en 2006 y a la que acabo de regresar, por segunda vez, en el contexto de dicho Festival.

Me hospedaron el Charleston Santa Teresa, un hotel con vista al mar y hacia las cúpulas de las iglesias principales de la ciudad colonial.

La primera actividad literaria que tuve fue una salida en velero con el Club de Lectoras “Armonía en el Dilema”, dirigido por Lina y Niurka Rignack, quienes escogieron como lectura del mes de enero a mi novela Deja que se muera España. Levantamos el ancla a las 19h 00 y regresamos de esa noche inolvidable de lecturas y conversaciones navegando sobre las cálidas aguas cartageneras cinco horas después:

velero 4

velero 1

 

El 24 de enero, tuve una presentación en la Librería Ábaco, la más bonita de la ciudad, en donde fui presentado por Niurka Rignack. Fue una hermosa presentación y firmé todos los ejemplares disponibles de Deja que se muera España. Gracias a su propietaria de la librería María Elsa Gutiérrez

abaco 1

 

 

abaco 5.

maria elsa gutierrez en abaco

Con María Elsa Gutiérrez en su Librería Ábaco, de Cartagena de Indias

Como en todos los festivales los encuentros y reencuentros forman parte de esos días en que vivimos al ritmo de conversaciones, cocteles, presentaciones, entrevistas, cenas e infinidad de sorpresas y momentos inolvidables. No son todos los que aparecen en estas fotos aquellos con quienes compartí pues sabido es que uno no saca foto de más de la mitad de las cosas vividas:

Con Haydée Milanés y Niurka Rignack

Con Niurka Rignack, la cantante cubana Haydée Milanés y su hija en el hotel Santa Clara

con mordzinski

Con Daniel Mordzinski, el fotógrafo oficial de los HAY

fiesta jaime

Con el grupo de la Universidad Los Libertadores y el aventurero noruego Erling Kagge en una de las fiestas del Festival, en el baluarte de la muralla

con jaime

Con Jaime Abello, director de la Fundación García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano

Con Carlos Manuel Alvarez y Maria Elsa Gutierrez

Con el escritor cubano Carlos Manuel Álvarez y la librera María Elsa Gutiérrez en el almuerzo ofrecido por Planeta en el Club de Pesca de Cartagena

Un momento especial fue el almuerzo ofrecido por las fundaciones BIGOTT y BAT en el patio del hotel Charleston Santa Teresa. Se trató de una visita a las cocinas regionales de Colombia y Venezuela por el chef Harry Sasson. Allí, en ese almuerzo opíparo, degustamos las empanadas de Pipián con ají maní, la carantanta (raspa del almidón de maíz del valle del Cauca), el ají de aguacate, el casabe amazónico, los chicharrones de cerdo, los pastelitos andinos de carne de la región de Táchira, los tequeños y la reina pepiada que es la arepa caraqueña más famosa. Entre los platos servidos tuvimos el rábalo en escabeche de la península Guajira, el ñame de queso de los departamentos de Sucre y Atlántico, la arepa de arroz de los Llanos Orientales de Venezuela, la olleta de rabo de ser típica de Caracas y el tarkarí de pollo, plato venezolano de origen trinitario. Al final una orgía de dulces presentados en las bandejas multicolores que se ven en la última foto.

(Por supuesto, los presentadores de la charla recordaron que la mayoría de la gente de Venezuela no tiene acceso a esos platos que antes podía elaborar cualquier ama de casa)

cena santa teresa 2

El menú del almuerzo tradicional venezolano-colombiano. Más que un menú casi un libro

cena santa teresa 1

Almuerzo en el patio del hotel Charleston Santa Teresa

Con María Elsa Gutiérrez y García Márquez

Con Jaime García Márquez (hermano de Gabo) y María Elsa Gutiérrez en el almuerzo de las Fundaciones BIGOTT y BAT

cena santa teresa 3

Los dulces servidos en coloridas bandejas

El plato fuerte del HAY es el HAY Comunitario. Se trata de llevar la literatura a pueblos y comunidades que encuentran fuera de los polos culturales habituales. De más está decir que la acogida fue tan cálida como inolvidable. A mí me tocó el poblado de Santa Rosa de Lima, a una hora de Cartagena. La experiencia fue vital y acabo de escribir sobre ese momento único.

Hay Comunitario. William Navarrete presentado por Niurka Rignack en la biblioteca de Santa Rosa de Lima

Con el público de Santa Rosa de Lima, en la Biblioteca Municipal. Parte del programa del HAY Comunitario de Cartagena, el 27 de enero de 2018

En el teatro de la Universidad de Bellas Artes de Cartagena (UNIBAC) compartí panel sobre música cubana con la cantante Haydée Milanés y el escritor Juan Gossaín. Animado por Mario Jursich. Fue un encuentro maravilloso con un público muy entusiasta y conocedor del tema. No en balde muchas de las tradiciones cubanas (como la de la avena en el desayuno) se conservan mejor en Colombia que en la propia Cuba. Me encantó conocer a quienes me acompañaban en el panel, cada cual con sus propias anécdotas y vastos conocimientos.

Hay Haydée Milanés y Juan Gossain

William Navarrete, Haydée Milanés, Juan Gossain y Mario Jursich en la presentación sobre música cubana del HAY Festival de Cartagena de Indias 2018

hay haydée y juan gossain

Las fiestas y los momentos de descanso son también parte del festival. Desde la piscina en el techo del Charleston Santa Teresa se goza de una de las mejores vistas de la ciudad y el Caribe. Hay tantas fiestas y cocteles durante el Festival que es casi imposible asistir a todos. Las dos primeras fotos corresponden a la fiesta organizada en la Casa Búho por Rurik Ingram, uno de los benefactores del HAY. Otro de los cocteles (invitación abajo) fue el del embajador británico en el Museo de la Inquisición, actual Museo Histórico de la Ciudad, que tiene uno de los patios más hermosos de la vieja ciudad. La última de las fotos fue el Balcón de Julián en donde un grupo excelente de jazz manouche animó toda la soirée de despedida del Festival

 

IMG-20180127-WA0015

26993449_10215383395966712_6431584312021395755_n

Pero también me entregué al dolce farniente porque después de un viaje de un mes por toda Colombia (del que iré poniendo fotos y etapas poco a poco) no hay nada mejor que relajarse bajo el sol del Caribe con vista de toda la ciudad colonial

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.