Grandville, tierra de corsarios / Cotentin (Normandía)

Grandville, sobria ciudad que desafía las fuertes mareas, fue durante mucho tiempo tierra de corsarios. En la parte alta y más antigua de la ciudad se ven las casonas de estos lobos de mar, construidas con el capital que lograban reunir al despojar a los galeones cargados de oro y otras riquezas en el océano Atlántico.

Cuando hace buen tiempo – y fue el caso durante nuestrz estancia – es muy agradable recorrer sus calles, asomarse a los acantilados, caminar por la playa con la marea baja y entregarse a los placeres de la mesa, sobre todo, de mariscos frescamente traídos por los muy activos pescadores de la ciudad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.