Alpes Marítimos, la trastierra

Sigale, Bonson, Toudon … Pueblos medievales de la trastierra de los Alpes Marítimos franceses. El otoño empieza a vestirlo todo de tonos rojos, amarillos, violáceos. El turismo estival regresó de donde había venido y es raro cruzarse con otro automobilista en las carreteras. La temperatura ideal. El cielo puro, lejos ya de las brumas que provoca en calor del verano. Un lujazo andar por estas latitudes.

En Sigale, con semejante panorama, cualquiera se cree el rey del mundo. Cada año regreso aquí, y siempre, en cualquier estación, opera el mismo encanto, la misma sensación de libertad y felicidad.

a1

Toudon visto desde la carretera:

b8

El otoño en todo su esplendor, en la carreterilla que baja de Toudon a Vescous, estrecha, sin señalizaciones y repleta de piedras que se han desprendido de las montañas:

El puente romano de Sigale marcaba la frontera entre el reino del Piamonte y el Ducado de Savoya. El Esteron corre plácido y cristalino entre las piedras:

Bonson: 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.