Abadía de Valmagne

Fundada en el 1138, la abadía de Valmagne, es una de las hermosas cistercienses del Hérault, en Languedoc. Los propietarios actuales han sabido conservan la tradición vitícola del sitio y recuperar, piedra a piedra, un monumento que en el momento de la revolución francesa fue muy dañado, al punto de que las capillas de su iglesia se convirtieron en bodegas de vino, como puede apreciarse todavía en los enormes toneles que las ocupan. El claustro es uno de los más bellos del sur de Francia. Y la fuente/lavabo una de las pocas que se conservan.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.