Valladolid monumental

Valladolid de noche y de día. En el hotel Coloquio de los Perros, evocando a Cervantes cuya estatua me queda frente a la ventana, plaza de la antigua Universidad y a un costado de la imponente Catedral. Una ciudad monumental. De exquisita gente. Y gastronomía memorable. La España eterna.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en arquitectura, historia. Guarda el enlace permanente.