El castro celta de Santa Tegra / Galicia

Ayer estaba yo en esas alturas encaramado, mirando desde un castrum celta, en lo alto del monte de Santa Tegra (Tecla, en castellano), en la frontera que separa, gracias al río Miño, Galicia de Portugal, y me decía que desde esas playas había zarpado hacia Cuba gente buena, gente mala y gente que mejor no hubiera zarpado nunca. Y entonces, me dije, en buen cubano: “Coño y pensar que El Innombrable todavía sigue dando lata”. Y ya ven: hoy nos levantamos con un rayo de luz en medio de tanta oscuridad y yo encontré en el pueblo de Valença, del otro lado del río, en Portugal, esas botellitas encantadoras cuyo licor desconocía. Salud.

s1

s2

s5

s6

s7

santa-tegra-10

s10

Encontradas en una tienda de Valença, Portugal.

Esta entrada fue publicada en actualidad, naturaleza. Guarda el enlace permanente.