Desert de Les Palmes

© Fotos William Navarrete

Otro sitio mágico: el Desert de Les Palmes, al norte de Castellón, así llamado por ser sitio de retiro espiritual de la orden mendicante de los carmelitas y porque abunda en él la única variedad de palma endémica de Europa conocida comúnmente como “palmito”. Un lujo recorrer estos parajes de paz en los que se asoma el azul del Mediterráneo al doblar de una curva, al pie de un barranco, a lo lejos mientras serpentea la carretera entre peñones y pinares. Ermitas y conventos, ruinas románticas, oratorios … en un paisaje sublime. En esta época sólo algún que otro ciclista en el camino solitario. Simplemente espectacular.

d2

d8

Esta entrada fue publicada en naturaleza. Guarda el enlace permanente.