Peñíscola

© Fotos William Navarrete

La ciudad medieval de Peñíscola ha sido incluida en la lista de “pueblos más bellos de Espana”. Su posición geográfica, en una península que se adentra en el azul del Mediterráneo y la configuracion de peñón o promontorio de ésta añaden encanto al lugar. La ciudad goza además del privilegio de ser junto al Vaticano y a Aviñón una de las tres ciudades papales del mundo, pues en su castillo estableció su pontificado en 1411 el polémico Benedicto XIII (el llamado Papa Luna), renuente a claudicar y tanto así que desde entonces utilizamos en castellano la expresión “mantenerse en sus trece”. Allí también radicó su sucesor Clemente VIII.

Aconsejo visitar Peñíscola en septiembre, cuando todavía el tiempo acompaña y la ciudad descansa del turismo de masas que la toma literalmente por asalto en julio y agosto. Y si se pierden en sus callejas, gozando de perspectivas inolvidables del Mediterráneo, tanto mejor.

Alguna fotos que tomé durante mi visita de ayer:

p1

 

 

Esta entrada fue publicada en arquitectura, pueblos. Guarda el enlace permanente.