Novelli y Serralunga d’Alba – en el Langhe (Italia)

Viajo desde hace días por el Langhe, una de las regiones más ricas de Italia, entre Turín y Alessandria. Los pueblos medievales coronan las colinas, el paisaje está siempre cubierto de viñaedos (de aquí vienen los famosos vinos de Barolo, de Barbaresco, Dolcetto d’Alba, etc). La gastronomía es excelente porque la trufa (negra de verano y blanca de Alba) es la reina de los manjares. Es, además, tierra de nueces y avellanas, y, en consecuencia, abundan los amaretti, las tartas de nueces, los helados de nuez e higo, los turrones. Y sobre todo: no se ve en todo esto un solo lobo solitario, de esos que ahora dicen los periodistas que tienen trastornos psíquicos, pero que van haciendo legiones visto la frecuencia con que cometen sus crímenes abyectos.

Novelli es uno de esos pueblos feudales del Langhe. Lo corona un castillo que fue rehabilitado a fines del siglo XIX en ese estilo entonces a la moda que en ciertas partes se conoció como Modernismo y en otras como Liberty. El Castillo de Novelli es un hotel y ofrece excelentes vistas de los viñedos circundantes, una fabulosa mesa y un decor intacto desde que su antigua propietaria hizo los cambios que estimó convenientes hacia 1880.

a0

a4

 

Serralunga d’Alba es otra de esas maravillas del Langhe. Muy cerca de Barolo, La Morra, y por ende, de Alba. El pueblo tiene también, como todos,  castillo medieval y una gastronomía que deja chiquita a grandes ciudades del mundo.

b1

b3

b8

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.