Alarcón – La Mancha (14)

Alarcón no se cuenta: se vive. Adorable pueblo medieval en lo alto de un promontorio. Su castillo de fines del siglo XII, habitado por el infante Juan Manuel, luego del Marqués de Villena (actual parador ideal para sentirse como si estuviéramos el la proa de un barco), sus murallas, las torres de vigías, puentes romanos, iglesias como fortalezas, palacetes y casas solariegas … Un paisaje único. Un pueblo de escasos habitantes, pocos comercios, poco turismo en esta época del año. Inolvidables paseos a orillas del río Júcar que lo envuelve a sus pies. Realmente una experiencia memorable. Y el placer de sentirnos lejos del mundanal ruido, respirando aire puro, vida sana. Gozando de la vida a plenitud.

El sistema defensivo:

El puente romano:

La topografía excepcional:

El castillo del Marqués de Villena:

La plaza y algunas de sus iglesias monumentales:

d7

d8

 

Esta entrada fue publicada en pueblos. Guarda el enlace permanente.