Con Quevedo en Villanueva de los Infantes – La Mancha (10)

De nuestro viaje a lo largo de La Mancha. Visita al noble pueblo de Villanueva de los Infantes, y allí, al Convento de Santo Domingo donde escogió vivir hasta el final de su vida, en 1645, el gran Francisco de Quevedo y Villegas. Sus habitaciones conservan la decoración de la época. En cuanto a sus restos, reposan en la parroquial mayor después de mucho ajetreo.

Recordemos uno de sus sonetos contra Góngora, su eterno rival:

Yo te untaré mis obras con tocino
porque no me las muerdas, Gongorilla,
perro de los ingenios de Castilla,
docto en pullas, cual mozo de camino;

Apenas hombre, sacerdote indino,
que aprendiste sin cristus la cartilla;
chocarrero de Córdoba y Sevilla,
y en la Corte bufón a lo divino.

¿Por qué censuras tú la lengua griega
siendo sólo rabí de la judía,
cosa que tu nariz aun no lo niega?

No escribas versos más, por vida mía;
aunque aquesto de escribas se te pega,
por tener de sayón la rebeldía.

c1

c6

Esta entrada fue publicada en literatura. Guarda el enlace permanente.