Consuegra – Viaje por La Mancha (2)

Llegamos a Consuegra. Nos precipitamos hacia el famoso cerro custodiado por su noble castillo y una sucesión de treces molinos, casi todos (excepto uno) en perfecto estado de conservación. El castillo fue erigido entre los siglos X y XIII en lo alto del Cerro Calderico durante el califato de Córdoba y terminado por los caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén. Fue testigo de las batallas de la Reconquista y Napoleón le pasó la cuenta durante la invasión de España pero pudo salvarse en parte gracias a los esfuerzos del Ayuntamiento de Consuegra. En cuanto a los molinos muchos funcionan y en especial el llamado “Sancho”. Durante la Fiesta del Azafrán sus aspas se ponen en movimiento y muele azafrán que se distrubuye en saquitos entre los visitantes.

Desde el cerro la vista cubre kilómetros a la redonda. El paisaje es espectacular y el campo visual se extiende hasta los montes de Toledos y las sierras limítrofes con Andalucía. Un espectáculo digno de las mejores postales. Aquí dejo algunas de las fotos que tomé durante nuestra visita:

Esta entrada fue publicada en pueblos. Guarda el enlace permanente.