San Juan de Acre (Akko) – Israel

Este recuento de mi viaje a Israel comienza por donde termina: San Juan de Acre (Saint-Jean d’Acre, en francés, Akko en hebreo), ciudad medieval, mítica, declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, perfectamente conservada, aunque bastante descuidada (que no es lo mismo), por cierto.

Durante un siglo los caballeros hospitalarios del Santo Sepulcro establecieron aquí la sede de su misión. Ocurrió entre 1191 y 1291, un siglo de presencia de esta orden en Tierra Santa hasta la ocupación otomana. La Fortaleza de los Hospitalarios, perfectamente conservada, es uno de los edificios históricos más importantes de Israel. Las murallas datan también de este periodo, circundan toda la ciudadela por tierra y por mar, y recuerdan las del Mogador marroquí (Essaouira) aunque mucho más espectaculares.

Vale la pena perderse en las callejuelas de Acre, visitar el bazar turco, el zoco árabe, los antiguos caravanserallos (el mejor conservado es el Jan, en un estado lamentable de abandono y suciedad), la imponente mezquita El Jazzar (una de las mayores erigidas durante el dominio otomomano en el Medio Oriente, inaugurada en 1782), el baño turco, el puerto, las diferentes iglesias cristianas: católicas, maronitas, ortodoxas … Un paseo en barca a lo largo de las murallas permite apreciar mejor la topografía y la importancia del recinto amurallado.

Conviven aquí las tres religiones en armonía y en la ciudadela predominan los cristianos árabes. Una visita obligatoria en Israel a escasos kilómetros de la frontera con el Líbano.

0

1

2

3

4

5

6

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

 

Esta entrada fue publicada en viajes. Guarda el enlace permanente.