Vicenza – toda la maravilla de Palladio

Vicenza no se explica: se vive. Decir Vicenza es decir Palladio, o sea, su arquitectura pura, refinada, elegante, pulcra. El último de los grandes arquitectos clásicos y el primero de los modernos. A Vicenza se viene con tiempo pues también se deben visitar las villas palladianas en un perímetro circundante extenso. O se viene con tiempo o se vuelve de vez en cuando para ir viéndolo todo tranquilamente. La ciudad es una de esas ciudades italiana de talla mediana que son una joya. Italia es inagotable y yo no me agoto nunca visitándola. Calculo que debo estar por mi viaje número 40 a la Bota.

6v

1v

2v

4v

14v

5v

11v

10v

 

7v

8v

9v

19v

20v

Esta entrada fue publicada en arquitectura, viajes. Guarda el enlace permanente.