Lovran / Istria (Croacia)

En Lovran el tiempo parece haber quedido detenido. Lo que era y sigue siendo un pueblcillo de pescadores se convirtió con el tiempo en un apacible barrio en las afueras de Opatija a medida que las villas de los aristócratas vieneses ganaban terreno en dirección del sur. En Lovran hay una iglesilla, un puertecillo, pescado fresco en restaurancillos que datan de la época de Tito, cafeses que fueron imperiales y que ahora conservan la atmósfera de los tiempos de comunismo superpuesta a los de la época del Imperio. Hay también un luongomare de 12 kms. que permite recorrer la orilla hasta Opatija. Las aguas son cristalinas y el hotel Bristol (sobre todo la villa aledaña llamada Balvedère, con recomendación al pie de la primera foto) es una maravilla. Si a alguien se le ocurre venir por esta parte es aquí donde mejor se está. El coche es indespensable a pesar de haber un autobús que conecta permanentemente con Opatija y otros pueblos de la costa. Y si quieren comer pescado recién sacado del Adriático, cita en cualquiera de los dos restaurancillos (Stubica o Bellavista) en lo alto del pequeño puerto. Otro restaurante familiar, el Knezgrad, en manos de la familia Hlanuda desde 1968, ofrece excelente cocina tradicional. Ignoraba que en la Yugoslavia de Tito sobrevivieron los restaurantes privados. Este es uno de ellos.

11- o

El Hotel Bristol y su Villa Balvedere al lado. Con acceso privado al mar. Evitar, eso sí, todo trato con el bizco que trabaja de noche en la recepción. Su estilo es el de los carceleros del extinto comunismo, tratándose exclusivamente en su caso de un simple sereno.

12- o

El “luongomare” de Lovran

13- o

14- o

El puertecillo de Lovran.

15- o

La pintoresca iglesilla de Lovran

16- o

17- o

El Grandska Kavana (café) de Lovran, con ambiente de otros tiempos

18- o

Villas de estilo otomano en Lovran

19- o

Villas a la florentina en Lovran

20- o

21 - o

22- o

Un pescador surca al alba el golfo de Kvarner

Esta entrada fue publicada en pueblos, viajes. Guarda el enlace permanente.