Toda la belleza de Arequipa

© Fotos William Navarrete

Dicen que los arequipeños se jactan de ser ciudadanos, no del Perú, sino de la República de Arequipa. Como todos los sureños deben llevar la independencia en el alma. En todo caso, tienen una hermosa ciudad que conservan a fuerza de mucha voluntad si consideramos las tantas veces que la tierra ha temblado y que los tres volcanes que la rodean la han cubierto de cenizas. Imposible detenerme ahora en mis impresiones. Lo haré con tiempo cuando termine el viaje. Anécdotas me sobran, asombrosas situaciones también. Todas positivas, únicas. Por ahora anoto en la primera página de mi cuaderno de viaje una: la extraordinaria lección de educación, trato afable y humildad para con nosotros de los peruanos que hemos ido encontrando en todas partes desde nuestra llegada a Lima. Deberían muchos pueblos que he recorrido venir en cursillo intensivo a este país, empezando por el mío.

Para ver el atardecer cubriendo de oro volcanes y fachadas lo mejor es subir a la galería sur de Plaza de Armas.

Para ver el atardecer cubriendo de oro volcanes y fachadas lo mejor es subir a la galería sur de Plaza de Armas.

La hermosa Plaza de Armas de Arequipa, auténtico teatro de cada día.

La hermosa Plaza de Armas de Arequipa, auténtico teatro de cada día.

Cuando el atardecer pinta con sus ocres y dorados las fachadas de la Plaza de Armas de Arequipa.

Cuando el atardecer pinta con sus ocres y dorados las fachadas de la Plaza de Armas de Arequipa.

El temible Misti vigila con su cráter de fuego la ciudad de Arequipa.

El temible Misti vigila con su cráter de fuego la ciudad de Arequipa.

El claustro del convento Santa Teresa.

El claustro del convento Santa Teresa.

La iglesia de La Compañía de Jesús y su pórtico churrigueresco.

La iglesia de La Compañía de Jesús y su pórtico churrigueresco.

Claustro del monasterio de San Francisco.

Claustro del monasterio de San Francisco.

Claustro del monasterio de San Francisco.

Claustro del monasterio de San Francisco.

DSC08528

Uno de los claustros de La Compañía de Jesús.

Uno de los claustros de La Compañía de Jesús.

Claustros de La Compañía de Jesús.

Claustros de La Compañía de Jesús.

DSC08473

Arquitectura colonial de Arequipa, ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad.

DSC08480

Los patios y piletas (fuentes) de las casonas coloniales de Arequipa son remansos de paz y alegría.

Los patios y piletas (fuentes) de las casonas coloniales de Arequipa son remansos de paz y alegría.

Chicha no necesita presentación. Es la antena del chef peruano Gastón Acurio en Arequipa.

Chicha no necesita presentación. Es la antena del chef peruano Gastón Acurio en Arequipa.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized, viajes. Guarda el enlace permanente.