Exacerbación del Barroco – Palermo

Exacerbación del arte de la Contrarreforma, en Palermo el barroco no se anda con remilgos. Es una danza festiva en movimiento permanente, casi frenético, sin medida. Curas y artistas parecen haberse puesto de acuerdo para burlarse del recato, de la mojigatería. Todo bajo el signo ostensible de la cruz que se convierte en un estandarte jubilatorio de las ganas de vivir. A la Madonna se le respeta y quiere hasta la idolatría. La desnudez es obra de Dios. El barroco en Palermo se despoja de todos los complejos y frustraciones. Una muy breve muestra entre decenas de ejemplos en cada esquina.

Detalle decorativo del Oratorio del Rosario, Palermo

Detalle decorativo del Oratorio del Rosario, Palermo

Los Quatro Canti, corazón de Palermo

Los Quatro Canti, corazón de Palermo

Palazzo Mirto, siglo XVIII, perfectamente conservado

Palazzo Mirto, siglo XVIII, perfectamente conservado

La iglesia del Gesu o Casa Profesa aparece en El Guepardo, de Visconti

La iglesia del Gesu o Casa Profesa aparece en El Guepardo, de Visconti

Palermo, Ig. Sta Caterina 3

Las fachadas leprosas de los palacios fastuosos de Palermo. Barrio de la Vucciria.

Las fachadas leprosas de los palacios fastuosos de Palermo. Barrio de la Vucciria.

Un detalle decorativo del oratorio de S. Cita.

Un detalle decorativo del oratorio de S. Cita.

Fuente Pretoria, Palermo

Fuente Pretoria, Palermo

Esta entrada fue publicada en arquitectura, viajes. Guarda el enlace permanente.