Portovenere – Riviera italiana (Liguria)

© Photos / Fotos: William Navarrete.

Venerado, verenable Portovenere. Míticamente literario, literariamente mítico. En las aguas turquesas del golfo, ya en altamar, naufragó el poeta inglés Percy Bysshe Shelley. Se hallaba a bordo del Ariel, un velero fabricado por él mismo. Se ahogó junto a dos amigos durante una de esas tormentas terribles que se desencadenan, de vez en cuando, en el Mediterráneo y que, a fuerza de ver el mar tan azul y tan quieto, nadie imagina. Lord Byron, amigo de Shelley, estuvo presente en sus funerales cuando lo incineraron en la playa de Viareggio. Más tarde, quiso homenajearlo y no encontró mejor manera de hacerlo que nadar desde Portovenere hasta Lerice, del otro lado del golfo. El gesto romántico de Lord Byron fue (es) sin dudas una proeza, dada la distancia y las corrientes. Sin contar que, a principios del siglo XIX, abundaban los tiburones y otros depredadores. En Portovenere una gruta lleva el nombre del autor de Las peregrinaciones de Childe Harold.

A Portovenere es mejor venir fuera de julio y agosto. La disposición geográfica del sitio (similar a Portofino) lo convierte en una auténtica ratonera cuando las hordas de veraneantes llegan por mar y por tierra en los meses candentes del verano. En septiembre, la temperatura es ideal. Nunca más de 30 °C, nunca menos de 23 °C. Además, todavía es posible bañarse en el mar y se puede caminar por el pueblo sin que nos pisen cada dos metros.

Esta entrada fue publicada en literatura. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s