Salo – Lago de Garda

© Photos / Fotos: William Navarrete.

Mentiría si dijera que vine a Salo buscando las huellas de Pasolini en aquel terrible filme basado en la degradación humana durante la efímera República mussoliniana aquí instaurada. A Salo vine buscando esos aires venecianos, heredados de los siglos en que perteneció a la Serenísima, una luz azul, luz acuática, diáfana, pura, olores de jazmín y de olivares mezclándose en el aire, paseos por el muelle que es el pulmón y centro de la vida y, sobre todo, una calidad de verano inolvidable.

William Navarrete, Saló, Lago de Garda, verano 2013.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s